Tablero de Ajedrez

Lección 1 | La partida de ajedrez

 

Objetivo de la partida de ajedrez

El ajedrez se juega entre dos jugadores, que conducen cada uno las piezas de un color colocadas sobre el llamado tablero de ajedrez.

Cada jugador efectúa por turno su jugada, que consiste en mover una de las piezas propias a una casilla, según las reglas del movimiento de las piezas, que luego explicaremos. En competiciones oficiales, el tiempo de que dispone cada jugador para pensar sus movimientos está limitado por un reloj, y varía para cada competición, pero generalmente está alrededor de dos horas para que cada jugador efectúe sus primeras 40 jugadas, añadiéndose después una hora para el resto de la partida. De otro modo, la partida podría prolongarse mucho. También existen competiciones de ajedrez rápido dando a cada jugador 5 minutos para toda la partida. El jugador que sobrepasa el tiempo permitido, pierde la partida. En partidas amistosas no suele controlarse el tiempo.

El objetivo básico de la partida de ajedrez es dar mate al rey adversario, y eso solo puede lograrse mediante la colaboración de todas las piezas y el juego correcto basado en planes estratégicos. La partida termina cuando uno de los jugadores da mate a su rival, pero también cuando un jugador, viéndose inevitablemente perdido, no quiere esperar al mate, y declara que se rinde o abandona. También puede terminar la partida cuando, debido a la igualdad reinante, y una vez que la mayoría de las piezas han sido eliminadas, ninguno de los dos bandos puede lograr el mate. En tal caso, la partida termina en empate o tablas.
Aspectos fundamentales de la estrategia

Puesto que el objetivo final de la partida de ajedrez es dar mate al rival, a este fin deben tender todas las operaciones de la partida. Como símil adecuado puede ponerse el de dos ejércitos medievales que libran una batalla. El objetivo final sería capturar el rey del ejército rival, pero también objetivos intermedios, como pueden ser la eliminación o debilitamiento de una parte de dicho ejército. Empezamos a tomar conocimiento de conceptos como ataque y defensa, no solo del rey (la pieza mas importante, pues es la que decide el resultado de la partida) sino también de unidades menos valiosas, pero que forman parte de dicho ejército y contribuyen a la victoria o derrota del conjunto. Veremos también la importancia de cada pieza, y como en ocasiones puede sacrificarse alguna a fin de conseguir un objetivo más valioso. Todo esto será ampliado en las siguientes lecciones, cuando tomemos contacto con el movimiento de las piezas, y el valor de cada una de ellas.

Deja un comentario

Ir arriba