Edami

Lección 35 | La Iniciativa

Una de las cuestiones fundamentales en el ajedrez es la iniciativa. Si la tenemos, debemos luchar por mantenerla, si la tiene nuestro rival, entonces primero buscamos neutralizarla y después apoderarnos de ella. El término iniciativa como tal es bastante intuitivo y se explica por si solo, consiste en hacer jugadas útiles, presionar siempre algo, buscar objetivos concretos y obligar a nuestro rival a defenderse constantemente, sin darle tiempo para reorganizarse adecuadamente.

Os presentamos un ejemplo tomado de la partida Fischer-Gligoric, Olimpiada de La Habana en 1966.

La-iniciativa

Las negras pretenden cambiar alfiles en g3, para doblar los peones blancos y debilitar su estructura de peones. Cualquier jugador de clase normal lo hubiera evitado, pero Fischer comprendió que el valor de su iniciativa sería muy fuerte a corto plazo.

14.Ca4!

Buscando la casilla c5 para iniciar un repentino ataque contra el rey negro.

14…Axg3 15.fxg3 Rb8 16.Cc5 Dd6 17.Da4!

La-iniciativa-2

Ahora se amenaza jugar Db4 ganando pronto. 17…Ra7 Las negras se defienden de esa amenaza, pero permiten un golpe táctico demoledor

18.Cxa6! bxa6 19.Txc6+-con un doble ataque a la dama y el peón de a6, último defensor básico del rey.

El ataque de las blancas destruye la posición negra y estas deben abandonar de inmediato.

Entender el concepto de iniciativa y aplicarlo eficazmente es una virtud que distingue a los ajedrecistas de buen nivel de otros mediocres. Es una parte básica del ajedrez, la cual por ahora solo debes comprender, pues irás perfeccionando a través de la práctica diaria.

Deja un comentario

Ir arriba