Lección 47 | Alfil o Caballo

Uno de los problemas que más a menudo se presentan en la partida de ajedrez, es tener que valorar la fuerza de las piezas. Con piezas de diferente valor no existe problema, ya que son excepcionales las posiciones donde, por ejemplo un alfil vale más que una torre. Pero entre piezas de igual valor, aunque distintas características, la cosa se complica. Es muy importante aprender a valorar en que situaciones un alfil es mejor que un caballo o viceversa, y en la clase de hoy aprenderemos bastante sobre ese tema.

Es bien sabido que el alfil es superior al caballo en posiciones abiertas y también en aquellas en las que hay peones en ambos flancos, especialmente si la cantidad de peones en cada flanco está desequilibrada. Pero incluso en posiciones de peones equilibradas en ambos flancos, el alfil puede ser superior si alguno de los peones adversarios se convierte en objetivo de ataque.

Cuando los peones están bloqueados en casillas del color del alfil (alfil malo) ni siquiera un peón pasado es suficiente para evitar que el caballo sea mejor.

En las siguientes lecciones podremos ver de dos partidas cometadas.

Deja un comentario

Ir arriba